Claves en la humanización de la asistencia sanitaria

El Día de San Valentín es una festividad de origen cristina que se celebra anualmente el 14 de febrero como conmemoración de las buenas obras realizadas por San Valentín de Roma, que están relacionadas con el concepto universal del amor y la afectividad.

Y es que el amor, es el motor que mueve el mundo, también a nivel laboral. Para el profesional sanitario, una labor tan apegada a las personas y que a de convivir con momentos vitales muy delicados, el cariño, el respeto y la humanización de los cuidados debe ser la columna vertebral por la que se rige la labor enfermera.

La humanización de la asistencia debe ser un objetivo prioritario dentro de la actuación
sanitaria para cualquier profesional de la salud. A la formación científico técnica de los
profesionales de la salud, debe sumarse una formación humanística, ya que las habilidades de relación y el trato es de los aspectos de mayor valoración que hacen los pacientes de los profesionales sanitarios. Significa centrar nuestra atención en la relación humana; la persona y su dignidad como prioridad máxima. Debe entenderse no sólo como la gestión humana de los cuidados al paciente, sino también como el desarrollo y mejora de actitudes y aptitudes en el trato a familiares.

Un sistema sanitario humanizado significa tener organizaciones al servicio de la persona, pensado y diseñado para personas que necesitan cuidados y por tanto son más vulnerables y con mayores necesidades de atención.

Claves en la humanización de la asistencia sanitaria

  • Llama al paciente por su nombre y mírale a la cara, no es ‘la habitación 325’, ni ‘el de la cama 2’. Se trata de una persona que, además, está en una situación médica comprometida y que necesita cuidados y atención.
  • Preséntate al comenzar una conversación con el paciente y los familiares, para ellos eres una persona de referencia, importante y en quien han depositado su confianza, por muy poco relevante que creas que es tu labor en ese momento.
  • A veces, el lenguaje utilizado por los profesionales sanitarios es confuso, muy técnico y, sobre todo, no adaptado al nivel de compresión del paciente o sus familiares.
  • En la humanización de la asistencia sanitaria, el paciente es el centro del cuidado. Él debe participar en la toma de decisiones, fomentando así su autonomía. En el caso de que no esté capacitado para ello, darle ese papel y protagonismo a la familia.
  • Respeta la dignidad e intimidad de la persona.

Máster en Humanización de la Asistencia Sanitaria

En este Máster de humanización de la asistencia sanitaria, se desarrollan en profundidad los contenidos más relevantes para alcanzar la humanización sanitaria. Se trata de una formación dirigida a profesionales sanitarios con titulación universitaria, con una carga lectiva de 60 ECTS (1500 horas) tras la realización y superación de la correspondiente evaluación.

El curso se compone de doce módulos:

  • Humanización del Cuidado.
  • Ética y Bioética.
  • Comunicación y empatía
  • Herramientas para humanizar
  • Gestión Sanitaria
  • Calidad asistencial y la gestión por procesos
  • Seguridad del paciente
  • Aspectos jurídicos de la calidad y seguridad en el paciente.
  • Metodología de Investigación en Ciencias de la Salud
  • Introducción a la evidencia científica
  • Principios de la bioestadística.
  • Trabajo fin de máster

Envía este blog a tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *