Prescripción enfermera: dónde estamos y hacia dónde queremos ir

A nivel internacional la prescripción enfermera (PE) tiene un largo recorrido, siendo en el año 1978 en Suecia, donde se propuso por primera vez la PE. En el Reino Unido, en 1986, se identificó la necesidad de que determinadas enfermeras pudieran utilizar criterios profesionales para modificar pautas medicamentosas en aspectos tales como la posología analgésica en pacientes terminales. Esto promovió cambios en la legislación, encaminados a su autorización y posteriormente ampliación y profundización en este campo.

La PE está legislada y es posible para las enfermeras/os en: EEUU, Reino Unido, Suecia, Sudáfrica, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Brasil, Francia, Irlanda, Lesotho, Bostwana, Argentina, en casi todos los países se requiere una formación especializada por parte de los profesionales para adquirir las competencias oportunas.

Un paso importante se ha producido en nuestro país, en octubre 2018 con la publicación del Real Decreto 1302/2018, que ha conseguido modificar el nefasto Real Decreto 954/2015, en línea de dotar de seguridad jurídica a la actuación prescriptora que las enfermeras han estado desarrollando con plena competencia y calidad en la asistencia y cuidados del paciente en las últimas décadas.

Cómo puede prescribir una enfermera

El Real Decreto 1302/2018 recoge aspectos de gran interés en la indicación, uso y dispensación de medicamentos y productos sanitarios por parte de los enfermeros/as, como son:

  • Requisitos para la acreditación: Estar en posesión del título de Graduado en Enfermería, o de Diplomado en Enfermería en Enfermería, o de ATS, o equivalente y cumplir uno de los siguientes requisitos: Acreditación de una experiencia profesional mínima de un año O / Superación de un curso de adaptación adecuado ofrecido por la Administración sanitaria de manera gratuita.
    Todos los enfermeros/as españoles estamos acreditados a excepción de los enfermeros noveles de menos de 1 año de experiencia que precisarán un curso de adaptación.
  • Medicamentos sujetos a prescripción médica: Para que las enfermeras y enfermeros creditados/as puedan llevar a cabo las actuaciones contempladas en este artículo respecto de la administración de estos medicamentos a determinados pacientes, los protocolos o guías de práctica clínica y asistencial deberán contener necesariamente aquellos supuestos específicos en los que se precisa la validación médica previa a la indicación enfermera. Los protocolos o guías de práctica clínica y asistencial contemplarán las actuaciones que, en el ámbito de sus respectivas competencias, el personal médico y enfermero realizarán colaborativamente en el seguimiento del proceso, al objeto de garantizar la seguridad del paciente y la continuidad asistencial. Permite la prescripción colaborativa de acuerdo a guías y protocolos a desarrollar por la administración sanitaria.
  • Vacunas: Salvo en aquellos casos en los que un paciente, en atención a sus condiciones particulares, precise de una valoración médica individualizada, la administración de las vacunas contempladas en el calendario vacunal y aquellas tributarias de campañas de salud que se determinen por las autoridades sanitarias, sólo precisará de la correspondiente orden de dispensación. Posibilita la vacunación autónoma de la enfermera conforme a los protocolos.

En la Unión Europea

Todo esto sin duda es un primer paso a nuevos escenarios futuros para las enfermeras, donde ya por normativa europea se reconoce por primera vez la competencia para diagnosticar de forma independiente los cuidados necesarios a las enfermeras generalistas. Esta norma de la Directiva 2013/55/UE ha sido traspuesta por el RD 581/2017 en el mes de junio de 2017, y esto sin duda genera un precedente clave, siendo ahora necesario continuar avanzando a nivel profesional, con la necesidad de incorporar esta competencia clave de diagnóstico enfermero, además de la competencia en prescripción en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, siendo necesaria su actualización de forma inmediata, reconociendo los avances profesionales en enfermería, que seguro permitirán abordar la enfermería de práctica avanzada y adquirir nuevos roles de cuidados cada vez más complejos y de mayor desarrollo para todas las enfermeras de España.

Estudios internacionales evidencian que la prescripción enfermera (PE) se asocia a un mejor cuidado de las personas que precisan atención sanitaria, un uso más efectivo del tiempo y de los recursos, y una mejora de la relación entre los profesionales de la salud. En España, actualmente, solo los médicos, los odontólogos y los podólogos pueden prescribir, algo totalmente injusto ya que las enfermeras por formación, conocimiento y competencias deben estar reconocidas en la Ley del Medicamento, pudiendo prescribir de forma autónoma todo lo que tiene que ver con el cuidado que realizan en la práctica asistencial diaria, está es la meta que las enfermeras debemos tener en materia de prescripción, estar al mismo nivel que los profesionales sanitarios ya reconocidos y ese es el objetivo a alcanzar, modificar la Ley del Medicamento y que las enfermeras estén reconocidas por Ley como Prescriptoras.

Bibliografía:
  1. Ayuso Murillo D. Reconocimiento de la prescripción enfermera en España. Una batalla a punto de culminar. Enferm Intensiva. 2018; 29 (1): 1-3.
  2. Real Decreto 1302/2018, de 22 de octubre, por el que se modifica el Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros.
  3. Consejo General de Enfermería. Evolución Mundial de la Prescripción Enfermera. Biblioteca Lascasas. 2006 19/07/2016; 2(2) [consultado 17 de octubre 2017]. Disponible en: http://www.index-f. com/lascasas/documentos/lc0150.php
  4. González Sánchez J. Prescripción enfermera, a un paso de la legalidad. Gac Sanit. 2015;29:472.
  5. International Council of Nurses [Internet]. Definitions and Characteristics of the Role Geneva: ICN; 2001- 2016. Access May 15, 2016. Available from: http:// International.aanp.org/Practice/APNRoles
  6. Organización Mundial para la Salud. Perspectivas políticas sobre medicamentos de la OMS. Promoción del uso racional de medicamentos: componentes centrales. 2002.
  7. Miguélez Chamorro A. Desarrollar las competencias enfermeras en beneficio de la población, los profesionales y el sistema sanitario. Tesela. 2009;6 [consultado 11 octubre 2017]. Disponible en: http://www.index-f.com/tesela/ts6/ts7250.php
  8. Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. BOE 178. 2006.
  9. Ley 28/2009, de 30 de diciembre de modificación de la Ley 29/2006 de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (BOE de 31 de diciembre de 2009)
  10. Decreto 307/2009, de 21 de julio, por el que se define la actuación de las enfermeras y enfermeros en el ámbito de la prestación farmacéutica del sistema Sanitario Público de Andalucía.
  11. Ramos Sánchez ME, Rodríguez Castilla J, Domínguez Domínguez S. Prescripción enfermera: ¿ contribuye a la sostenibilidad del sistema? Enfuro. 2013 19/07/2016; 125:[4-10 pp.] [consultado 21 octubre 2017].
  12. Rivas Cerdeira RM, Cantarero Lafuente L, la Orden Macorra MJ, Reina Garfia MM, Burgos Gorjón MA, Páez Fernández A, et al. Eficiencia de una intervención de las enfermeras de enlace en la prescripción de absorbentes. Metas de Enfermería. 2007;10:28—31.
  13. Ruiz Sánchez JJ, et al. Eficiencia en la prescripción enfermera en Andalucía. Un paso atrás en el sistema sanitario tras anulación por Real Decreto. Aten Primaria. 2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2017.05.004
  14. García Martin AI. Artículo de revisión sobre la prescripción enfermera. Enfuro. 2007 19 de junio de 2016; 104:[40-1 pp.] [consultado 25 octubre 2017]. Disponible en: http://enfuro.es/images/Revistas%20ENFURO/Enfuro104.pdf
  15. Real Decreto 581/2017, de 9 de junio, por el que se incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2013/55/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, por la que se modifica la Directiva 2005/36/UE relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales y el reglamento (UE) nº1024/2012 relativo a la cooperación administrativa a través del Sistema de Información del Mercado Interior (Reglamento IMI).

 

Dr. Diego Ayuso Murillo

Secretario General del Consejo General de Enfermería

1156

Envía este blog a tus amigos: